sistema-nervioso

Cómo afectan tus emociones a tu Sistema Inmune

Tu estado de ánimo y tus emociones tienen un efecto directo sobre tu organismo ¿Sabías que el estrés provoca que tu cuerpo acumule más grasa? ¿o que el miedo hace que tus defensas estén más bajas? El estado de miedo o estrés que estamos viviendo todos durante estos días a causa del COVID-19, puede afectar tanto a nuestra salud a corto plazo como a medio/largo plazo. A continuación te lo explicamos. 

Nuestro sistema nervioso controla todos nuestros órganos, hasta aquí nada nuevo, pero conoces qué es el Sistema Nervioso Autónomo (SNA) y cómo funciona. El SNA es la parte del sistema nervioso que controla y regula los órganos internos como el corazón, el estómago y los intestinos, sin realizar un esfuerzo consciente. Es decir, de manera automática controla funciones como por ejemplo los latidos del corazón, la digestión, la respiración, el sudor, la presión arterial, el metabolismo, etc.

El Sistema Nervioso Autónomo  está compuesto por dos grandes sistemas, que trabajan coordinados y equilibrándose entre si:

Sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso simpático: prepara el cuerpo para situaciones que requieren estado de alerta o fuerza, como situaciones que despiertan miedo/peligro, ira, emoción o vergüenza. La activación del simpático sirve para enfrentarnos a emergencias a corto plazo.

El sistema nervioso parasimpático: estimula actividades que facilitan el almacenamiento o ahorro de energía. Produce cambios encaminados a conservar y restaurar la energía y asegurar el bienestar a largo plazo (por ejemplo, la digestión).

El siguiente gráfico nos muestra cómo interactúan ambos sistemas: simpático y parasimpático.

sistema nervioso cómo funciona

Parasimpático

⬇️Ritmo cardiaco

⬇️Secreción glándulas sudoríparas

⬆️Relajación muscular

⬆️Actividad del sistema digestivo

⬆️Relajación vasos sanguíneos

⬆️Actividad de la vesícula (mejor digestión)

⬆️Relaja el recto

⬆️Sistema inmune

Simpático

⬆️ritmo cardíaco

⬆️frecuencia  ⬇️profundidad respiratoria

⬆️tensión muscular

⬆️Constricción vasos sanguíneos ( hipertensión arterial, varices)

⬆️Dilatación de las pupilas

⬆️Liberación de la glucosa en el hígado ( diabetes tipo 2)

⬆️Contracción de recto ( estreñimiento, hemorroides)

⬆️Secreción glándulas sudoríparas

⬆️Secreción de adrenalina y noradrenalina

⬆️Sensación de dolor

⬇️Sistema inmune

⬇️Sistema digestivo

⬇️Concentration/pensamiento complejo

Desajustes o problemas en el Sistema Nervioso Autónomo

Cuando hay desajustes o una sobreestimulación del sistema simpático, se pueden producir problemas serios: problemas cardíacos y con la presión arterial, dificultades en la respiración y la deglución. Ante un estado continuado de estrés o miedo nuestro sistema simpático es el predominante,  ralentizando y dificultando la digestión, disminuyendo las defensas, provocando tensión en todo el cuerpo incluso agudizando sensación de dolor. En el diagrama anterior podemos ver cómo afecta el sistema simpático a las funciones básicas. 

Tener picos de estrés puntuales no afecta a la función general de nuestro organismo, pero estar en un estado predominante de estrés, alarma o miedo altera en gran medida las funciones principales de nuestro organismo y puede tener consecuencias perjudiciales para nuestra salud. Nos referimos a dolencias y patologías muy comunes en nuestra sociedad como las enfermedades autoimmunes, dolores de espalda, hernias de hiato, bronquitis, etc.
Por desgracia, muchos de los pacientes que vemos en consulta sufren de estrés crónico, donde su sistema nervioso simpático está más activo que el parasimpático. Es fundamental para el bienestar del ser humano que estos dos sistemas se encuentren en equilibrio, complementándose. Si uno tiene una función estimuladora, el otro debe inhibir, manteniendo de esta forma un equilibrio entre actividad y reposo y una acción rítmica de los órganos internos, las glándulas, los músculos, las arterias, las venas etc.

Para ello, desde Quirosum te recomendamos mantener un buen equilibrio mental y emocional, realizar ejercicio físico, meditación y, por supuesto, quiropráctica. Y es que el ajuste quiropráctico ha demostrado tener un potente efecto regulador sobre el sistema nervioso autónomo ayudando a devolver el estado de equilibrio.

Bibliografía

  • Bellinger, Denise L., et al. “Sympathetic modulation of immunity: relevance to disease.” Cellular immunology 252.1-2 (2008): 27-56.
  • Sharif, Kassem, et al. “The role of stress in the mosaic of autoimmunity: An overlooked association.” Autoimmunity reviews 17.10 (2018): 967-983.
  • Win, Ni Ni, et al. “Effects of upper and lower cervical spinal manipulative therapy on blood pressure and heart rate variability in volunteers and patients with neck pain: a randomized controlled, cross-over, preliminary study.” Journal of chiropractic medicine 14.1 (2015): 1-9.
  • Kenney, M. J., and C. K. Ganta. “Autonomic nervous system and immune system interactions.” Comprehensive physiology4.3 (2011): 1177-1200.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>