vertigos-quirospractica

Vértigos, mareos y quiropráctica

Vértigos, mereos y quiropráctica

Equilibrio vs desequilibrio

El sentido del equilibrio es uno de los más importantes del cuerpo humano. De forma diaria nos levantamos, movemos, saltamos, caminamos o corremos mirando un punto fijo o en movimiento. Pero, ¿por qué en determinadas situaciones podemos llegar a sentir vértigo o mareo ante un movimiento que no supone un gran esfuerzo?

Para que el cuerpo sea capaz de mantener el equilibrio utiliza tres centros de información principales:

1. El sistema vestibular, relacionado con el oído interno

2. La visión

3. El sistema propioceptivo, es decir, la posición y el movimiento de las partes del cuerpo entre sí. Teniendo gran importancia este sistema en cervicales y boca, concretamente en la articulación temporomandibular (ATM).

Los tres sistemas han de mandar una información que sea coincidente o se producirá un desacuerdo y, como resultado, un desequilibrio. La información que suministra cada uno de ellos se relaciona con la velocidad con la que nos movemos, si estamos parados o si hay algo del entorno que se mueve. Al mismo tiempo el cerebro ha de valorar la posición de nuestro cuerpo y el sitio o punto del espacio en el que nos encontramos. Un ejemplo muy claro es cuando giramos sobre nosotros mismos muy rápido dando vueltas y nos paramos en seco. En el momento de pararnos nuestro sistema vestibular sigue enviando información como si continuáramos en movimiento. Parte de esa información llega a los músculos del ojo, de forma que estos se ven “obligados” a moverse, produciéndose la sensación de que la tierra se mueve aunque nuestro cuerpo diga que está parado.

infografia-cerebro-01

Vértigos, mareos y cuidados quiroprácticos

Al igual que el sistema vestibular que se encuentra en el oído medio nos puede dar la sensación de vértigo, un problema cervical puede desencadenar problemas oculomotores y con ello sensación de inestabilidad, ya que los receptores articulares de las tres primeras cervicales pueden provocar movimientos de los músculos extraoculares (1) . Imaginemos pues que nuestras cervicales no trabajan bien, ya sea por una mala biomecánica o porque hemos sufrido una lesión cervical (latigazo cervical o whiplash ). En este momento la coordinación entre cervicales y ojos puede verse afectada, de forma que es normal encontrar desequilibrios o mareos (2) . Como hemos comentado anteriormente, la información que manda la cervical y la visión no concuerda con la del sistema vestibular produciéndose un mareo cervicogénico. El diagnóstico de mareo cervicogénico se caracteriza por mareos y desequilibrios asociados con dolor de cuello en pacientes con patología cervical (3) .

Kendall y colaboradores (4) realizaron estudios sobre cómo los cuidados quiroprácticos pueden mejorar este tipo de patologías de origen cervical. Para ello evaluaron personas mayores (65-85 años) con dolor de cuello y mareo. Hay que remarcar que en este tipo de población el desequilibrio es un factor de riesgo importante para las caídas. Los participantes fueron evaluados según los cuestionarios de discapacidad de mareos [DHI] y dolor de cuello (índice de discapacidad del cuello [NDI]) mostrando que los ajustes quiroprácticos mejoran significativamente las puntuaciones tanto de los cuestionarios NDI como de los DHI, disminuyendo por lo tanto el riesgo de sufrir una caída.

Otros estudios realizados en años anteriores como los de Humphreys y colaboradores (5) han comparado la evolución de pacientes con dolor de cuello acompañados o no de mareos bajo atención quiropráctica, reportando al igual que en el estudio de Kendall, mejoras significativas en lo que respecta tanto a dolor como a grado de discapacidad.

Por todo ello, aquellas personas que quieran afrontar problemas relacionados con mareos o desequilibrios han de tener muy presente los cuidados quiroprácticos, ya que demuestran ser eficaces para abordar este tipo de patologías.

Bibliografía:

(1) M. Hölzl, S. Weikert, P. Gabel, N. Topp, H. Orawa, H. Scherer,HNO Zervikopropriozeptive Provokation von horizontalen und vertikalen Nystagmen bei Probanden.. 2008 Oct; 56(10): 1013–1019

(2) Treleaven J, Jull G, Sterling M. Dizziness and unsteadiness following whiplash injury: characteristic features and relationship with cervical joint position error. J Rehabil Med. 2003;35(1):36–43

(3) Wrisley DM, Sparto PJ, Whitney SL, Furman JM. Cervicogenic dizziness: a review of diagnosis and treatment. J Orthop Sports Phys Ther 2000;30:755–66

(4) Kendall JC, French SD, Hartvigsen J, Azari MF. Chiropractic treatment including instrument-assisted manipulation for non-specific dizziness and neck pain in community-dwelling older people: a feasibility randomised sham-controlled trial. Chiropr Man Therap . 2018;26:14.

(5) Humphreys BK, Peterson C. Comparison of outcomes in neck pain patients with and without dizziness undergoing chiropractic treatment: a prospective cohort study with 6 month follow-up. Chiropr Man Therap . 2013;21(1):3.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>