Preguntas Frecuentes

El principal punto de enfoque de la Quiropráctica no es el dolor, sino mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, que controla cada célula del cuerpo, y que determina cuánta salud puede expresar el cuerpo

¿Es peligroso ir al Quiropráctico?

No. El Quiropráctico tiene estudios universitarios de 5 a 7 años que lo capacitan para saber elegir la técnica adecuada para cada tipo de persona. En nuestro centro atendemos a bebés que tienen días de vida y a personas de mas de 95 años.

¿Qué pasa en mi primera visita?

La primera vez que acudes a nuestro Centro Quiropráctico, realizamos una historia clínica y un examen exhaustivo de tu columna vertebral que nos permiten detectar posibles subluxaciones y problemas en el sistema nervioso. Estudiamos los resultados y determinamos si tu problema es un problema quiropráctico y, de ser así, te informamos sobre los pasos a seguir para corregir el problema. Si fuera necesario referiremos a otro profesional sanitario.

¿Qué síntomas tengo que tener para visitar a un Quiropráctico?

Muchas personas que no han cuidado de su columna suelen presentar síntomas típicos como:

  • Dolor de espalda
  • Dolor de cervicales
  • Dolores en hombros
  • Dolores de cabeza, mareos, vertigos
  • Problemas de sueño
  • Ciática, lumbalgia
  • Desviación de columna
  • Dolores en las piernas
  • Problemas respiratorios
  • Problemas digestivos
  • Altibajos emocionales
  • Fatiga, cansancio
  • Cólico del lactante
  • Otitis

Molestias en general…

¿Es doloroso el ajuste Quiropráctico?

No duele nada y por el contrario el ajuste es muy agradable y deja una sensación de relajación en todo el cuerpo. En la Quiropráctica existen mas de 100 técnicas distinas, las que utiliamos en nuestro centro son especialmente suaves.

¿Cuánto se tarda en cada visita?

Los ajustes son rápidos. Hazte a la idea que entre que llegas y te vas estarás unos 30 minutos en la consulta.

¿Por qué es tan poco conocida en España?

A nivel mundial somos la tercera profesión sanitaria en atención primaria en número de pacientes (detrás de médicos y odontólogos). Incluso en muchos países de Europa, los quiroprácticos trabajan dentro de la Seguridad Social. En España todavía somos pocos, unos 300 ya que hasta hace poco no se podía estudiar en nuestro pais. La mayoría de los quiroprácticos que ejercemos hemos estudiado en Estados Unidos. Además, el hecho de que no exista una ley que regule nuestra profesión tampoco ayuda dando lugar a que muchas personas no cualificadas se hagan llamar quiroprácticos

Estoy en rehabilitación, ¿puedo ir al Quiropráctico?

Si. Son dos actividades totalmente distintas y que se complementan perfectamente.

Tengo osteoporosis, ¿puedo ajustarme?

Si y de hecho tenemos muchas personas con osteoporosis que encuentran gran alivio con la quiropráctica. Los ajustes son muy suaves y ayudan al cuerpo a relajarse y a funcionar mejor.

¿Cuánto duran los tratamientos?

Esto depende de la persona, su edad, su estilo de vida, historial quiropráctico, y sus objetivos. Después de la primera visita y examen quiropráctico podremos darte una idea más clara sobre el tiempo que necesitas para solucionar el problema.

Muchos venís con síntomas, y vuestra pregunta suele ser ¨¿cuando se me irán los síntomas?¨ Siempre os decimos lo mismo: ¨La quiropráctica no trata los síntomas. La quiropráctica ayuda a que el cuerpo funcione otra vez correctamente y muchos síntomas desaparecen como consecuencia de esto. De todos modos, todo te quedará mas claro después de la charla explicativa y podrás decidir si la quiropráctica es o no para ti.

¿La quiropráctica receta medicamentos?

No, y precisamente esta es una de las grandes diferencias entre la quiropráctica y otras ciencias de la salud.

Advertencia Legal

(*) LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, entre ellos muchos países europeos como Reino Unido, Francia, Portugal, Italia, Dinamarca o Suiza, y en algunos de ellos con reconocimiento de profesión sanitaria de salud básica, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA Y NO HA SIDO OBJETO DE REGULACIÓN EXPRESA EN ESPAÑA. Al ser la normativa sanitaria una cuestión de Derecho interno y reservado a la Soberanía de cada País miembro de la UE, la profesión quiropráctica en España se encuentra en una situación de vacío normativo. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios competentes en materia de Sanidad y Educación que el Parlamento impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. En los países que cuentan con regulación legal, la licenciatura en Quiropráctica se obtiene al finalizar los programas educativos de 5 o 6 años. Dos instituciones españolas, el Real Centro Universitario María Cristina de Madrid (UCR) y el Barcelona College of Chiropractic (BCC), ofrecen programas (TÍTULOS PROPIOS, NO OFICIALES) de cinco años de duración para la formación y el ejercicio de la quiropráctica, a la espera de que se reconozca legalmente esta profesión en España. Mientras tanto, dichos títulos cumplen todos los estándares de calidad y excelencia que exige el Consejo de Educación Quiropráctica Europeo (E.C.C.E.) , y paradójicamente, los titulados españoles podrán ejercer como profesionales sanitarios oficiales en otros países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra, pero no en el suyo propio. La A.E.Q. fue creada y reconocida por el Ministerio del Interior en 1986, incluye a 200 miembros que posean un título universitario reconocido por el Consejo de Educación Quiropráctico Europeo, lo que garantiza el cumplimiento de los más altos estándares de calidad en el ejercicio de esta profesión a nivel Europeo, pero lamentablemente, hasta la fecha, nuestros títulos y diplomas NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA. Si estás siendo atendido por un quiropráctico verifica y comprueba que sea miembro de la A.E.Q. en el apartado “Busca un quiropráctico” de su página web: http://www.quiropractica-aeq.com, de ese modo tendrás la garantía de que cumpla los estándares de calidad establecidos por E.C.C.E.. La regulación de la quiropráctica en España es una cuestión de oportunidad política, pero mientras tanto, los profesionales quiroprácticos que cumplen los requisitos establecidos por los Estatutos de la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros profesionales de otros países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplan los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente.

(**) La web www.quirosum.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Amaya Alonso y Macarena Alonso, titulares de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, puesto que LA QUIROPRÁCTICA NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA Y NO HA SIDO OBJETO DE REGULACIÓN EXPRESA EN ESPAÑA , por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

(***) “La Quiropráctica es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del sistema neuromusculoesquelético y de los efectos de éstos en la salud general. Se basa en técnicas manuales, incluyendo ajustes articulares y/o manipulaciones centrándose principalmente en las subluxaciones.”

Definición de la Organización Mundial de la Salud, (O.M.S.). Directrices Sobre Quiropráctica, 2005.